lunes, 28 de marzo de 2011

Funeral de La Gata (Jose Luis Cerda)

Funeral de La Gata (Jose Luis Cerda)




José Luis Cerda Meléndez, La Gata, animador de un programa de Televisa-Monterrey quien la víspera había sido secuestrado, fue encontrado muerto en una avenida del municipio de Guadalupe.
De acuerdo con la Agencia Estatal de Investigaciones, el jueves pasado al salir de las instalaciones de la televisora, La Gata, su primo Juan Roberto Gómez Meléndez y Luis Emanuel Ruiz Carrillo, estudiante de Comunicación quien había acudido sólo para entrevistar al conductor, fueron levantados por un comando.
Ayer los tres fueron hallados muertos, aunque el cadáver de Cerda Meléndez fue abandonado en el bulevar Miguel de la Madrid, cerca del Hospital Materno Infantil, del municipio de Guadalupe, mientras los de sus acompañantes en en la carretera Nacional a la altura de la comunidad Los Cristales, en Monterrey, en las cercanías con la alcaldía de Santiago.
El hallazgo del cuerpo del conductor de televisión se realizó alrededor de las 7:00 de la mañana de ayer, y aunque era resguardado por agentes ministeriales, policías municipales y un oficial de tránsito, un comando se llevó el cadáver poco antes de las 8:00 horas.
El cuerpo de José Luis Cerda fue encontrado de nuevo siete horas más tarde a cinco kilómetros de distancia de donde originalmente fue lanzado.
Esta vez se encontró un automóvil Mercedes Benz sobre el carril derecho de la avenida Constitución a la altura de la Escuela Normal Superior Miguel F. Martínez.
Al cadáver se le apreciaba al menos un balazo. Debido al hecho de la mañana, la AEI tomó la decisión de llevar el cuerpo y el vehículo hasta el Servicio Medio Forense del Hospital Universitario.
En el nosocomio, peritos en criminalística revisaron el cuerpo del conductor; en tanto, el automóvil quedó a disposición de la Policía Ministerial. Además, el MP retuvo a 14 agentes, entre estos ocho ministeriales, cinco preventivos y al oficial de vialidad por el robo del cadáver de La Gata.
Los policías argumentaron que no se enfrenaron a los sicarios para no exponer a la población civil, ya que a la hora de los hechos había mucho tráfico de automovilistas y transeúntes cerca del hospital Materno Infantil.

Washington sabía


Altos mandos del gobierno estadunidense en Washington autorizaron la operación Rápido y furioso, mediante la cual se introdujeron armas a México, aseguró Darren Gil, ex jefe del equipo destacado en México de la ATF.
En entrevista con la cadena CBS, el ex agente federal afirmó que su supervisor en Washington le reveló que el operativo fue aprobado por el director de la ATF, Kenneth Melson, y el Departamento de Justicia.
En días recientes, el presidente de EU, Baracki Obama, afirmó que él no sabía del operativo.

Fuente: milenio.com